La creatividad es la energía del cambio

Imaginemos que no tenemos imaginación, fin de la historia

¿Tan corto? Pues sí. Sin imaginación la historia de la humanidad se habría podido escribir en un solo renglón. 
La imaginación es la llama que nos permite generar esa energía del cambio, llamada Creatividad.
Definir la creatividad es complejo pero podríamos comenzar diciendo que es la capacidad o habilidad que tiene el ser humano para inventar o crear nuevas soluciones, ya sea por descubrimiento, por asociación o transformación de otras. La creatividad provoca cambios, empuja a la acción y consolida el camino de la innovación.
Un tal Albert decía: “La creatividad es la inteligencia humana divirtiéndose”. Él lo tenía claro, las ideas creativas no provienen de la razón, sino más bien de la imaginación e intuición. Otra frase interesante dice así: “La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento se limita a todo lo que sabemos y entendemos, mientras que la imaginación abraza el mundo entero y todo lo que alguna vez habrá que saber y entender”.

La imaginación y la creatividad están presentes en nuestras vidas desde los orígenes del mundo. Somos creativos por naturaleza y mediante la creatividad conectamos cerebro, corazón y manos.

Contribuye a desarrollar las competencias del ser humano que han evolucionado el mundo que conocemos. Y nos ayudará a formular e imaginar el futuro sostenible que deberá tener nuestro planeta. Empatía, curiosidad, compromiso, resiliencia, pensamiento crítico, resolución de problemas, activismo, compasión… son competencias humanas que han cambiado el mundo a lo largo de los años. Nos han permitido innovar, avanzar y son inherentes a la existencia y aventura del ser humano.

Sin Imaginación no habríamos imaginado nuestro presente. Sin Creatividad y sin cambio no habríamos llegado donde estamos.

creaatividadcovergr2

La creatividad implica cambio y el cambio es vida

Si el cambio es vida ¿Por qué entonces tenemos tanto miedo al cambio, si nuestro ADN lleva codificada la imaginación y la creatividad como herramientas para abrazarlo con total confianza?

¿Será que hemos dejado de ser creativos? ¿Será que ya no tenemos tiempo para imaginar o pensar por nosotros mismos? O lo que es peor, ¿será que no queremos ser creativos ni imaginar porque implica cuestionar todo lo que hacemos y es más cómodo hacer los que nos digan? Seamos creativos, cambiemos, abracemos los cambios y activemos en otros ese espíritu creativo que mueve nuestras vidas.