En 1969, hasta que alguien demuestre lo contrario, Neil Armstrong pisó la luna. Todas las imágenes que impresionaron al mundo, que se tomaron en ese viaje y posteriores misiones de la NASA en esos años, fueron tomadas por una cámara sueca, si sueca por extraño que pueda parecer.
Suecia no es solo Volvo e Ikea. Viktor Hasselblad comenzó a fabricar cámaras en 1957. Cámaras robustas, sencillas, mecánicas que conseguían una excelente calidad de imagen gracias a las increíbles ópticas Zeiss alemanas que montaban, y al tamaño de película en rollo que utilizaban que proporcionaba fotogramas de 6x6cm. Seguramente por todo esto fueron elegidas para llegar tan lejos.

Hasselblad, una cámara del espacio, con personalidad, que sigue haciendo historia.

Recientemente una de esas cámaras que viajó al espacio , concretamente en la misión Apolo XV en el 71, fue subastada y vendida por casi un millón de dólares, eso si que es ponerse en órbita.
El tiempo demostró que no solo era una cámara buena para ir al espacio, la Hasselblad ha seguido utilizándose desde su creación hasta nuestros días y ha pasado por manos de ilustres fotógrafos como Ansel Adams, Richard Avedon, Irving Penn etc., por mencionar algunos.

A mí personalmente me encanta utilizarla para los retratos porque es capaz de inspirarme, me lleva a profundizar en las emociones de lo que retrato. Mejor puedes pasarte por el portafolio de nuestra web y ver allí lo que te explico. Encontrarás retratos de personajes famosos del jazz que destilan una historia, pasiones y emociones en vivo hechas con la cámara del espacio.
Si quieres puedes dejarnos un comentario y decirnos qué tipo de cámara o material fotográfico utilizas en tu negocio. ¡Gracias por leernos!

error: Content is protected !!