¿Te acuerdas de aquel amigo que tenías cuando eras pequeño, que te seguía a todos lados como si fuera tu sombra? ¿Aquel con el que se podía contar siempre, que nunca te fallaba? ¿El que parecía que te leía la mente, y siempre sabía cuáles eran tus intenciones? Pues bien, ese amigo del alma que todos recordamos, salvando las diferencias, es hoy tu copywriting, los textos que definen e identifican a tu marca o negocio.

Sí, sí, no me mires con esa cara que no me he vuelto loca. Déjame que te explique. El copywriting son las palabras que escribes o predicas acerca de las ventajas de tu negocio en tu web, en tus emails, o en tus cartas de ventas o ficha de producto. ¿No lo sabías? Pues sí, el copywriting creado con cabeza, escrito con mimo y difundido con estrategia, será como ese buen amigo de tu infancia con el que siempre podrás contar y que te conoce mejor que nadie.

No empieces la casa por el tejado: investiga antes de escribir.

La mayoría de las marcas cuando crean sus textos no se preocupan de investigar cuál es su público objetivo: sus gustos, intereses, necesidades, etc. Ni tampoco analizan qué problema tienen las personas que llegan a su web. ¿Te has dado cuenta la de páginas webs de pequeños negocios que se parecen entre sí, como si fueran gemelas? Cuentan lo mismo, con las mismas palabras pero con diferente diseño. Esto es lo que yo llamo “WEBS CLON”.

Si crees que tu negocio o marca necesita textos que expresen con claridad, de manera sencilla y con emoción lo que ofreces, y que no suene a lo mismo, entonces este artículo te va a gustar. Quédate conmigo y juntos descubriremos más sobre el Copywriting: el arte de expresar con palabras los beneficios de tu producto o servicio de manera persuasiva, sencilla y efectiva. ¿Te animas?

¿Sabes qué es el copywriting y en qué te puede ayudar?

La definición más sencilla de copywriting, (no confundir con copyright), que he encontrado dice que: “es una técnica de escritura persuasiva especialmente diseñada para que el lector realice una acción específica: comprar, suscribirse, ir a la tienda online, que solicite más información, etc.”

En resumen, podría decirse que el copywriting es el arte de saber vender a través de las palabras. Como puedes ver el copywriting es todo. Son esos emails que escribes a tus clientes, los textos de tu web, tus comunicaciones comerciales… Por eso es importante saber aplicar esta técnica de escritura persuasiva publicitaria en tu estrategia de negocio. Si empleas el copywriting con sentido común y siendo fiel a tus valores de marca, lograrás que tu mensaje destaque frente al del tu competencia.

Por tanto, no sólo se trata de crear textos persuasivos que vendan. Lo importante es que todo lo que cuentes de tu negocio, a través del diseño, el branding y la comunicación, transmita tus valores como marca de manera coherente y que conecte con tu público despertando algún sentimiento.

Antes de escribir, párate a pensar.

Seguro que más de una vez has oído la frase: “escribir puede hacerlo cualquiera” Es cierto que hasta un niño pequeño puede escribir. Pero redactar con un objetivo, intentando vender pero sutilmente, para no espantar a tu lector, requiere de maestría, paciencia y muchas horas de trabajo. Ahora si estás interesado en aprender cómo hacerlo. Genial, en eso puedo ayudarte. Pero antes de lanzarte corriendo a escribir sobre el folio en blanco, detente y piensa en lo siguiente:

– Cuál es tu propuesta de valor, aquello que te hace diferente frente a tu competencia y por lo que te van a comprar a ti y no a otro.

– Para qué has creado tu negocio (además de para vender que eso es lo que en al final buscamos todos. Por ejemplo: nuestro objetivo es ayudar a pymes y pequeños negocios a desarrollar una imagen de marca y una voz única, diferente e irrepetible que no solo venda, sino que además conecte emocionalmente con sus clientes.

– Quién es tu público objetivo o audiencia. Si no sabes para quién escribes, estarás dirigiéndote a todo el mundo y tu mensaje se perderá en el bosque como Hansel y Cretel. ¿Y no querrás encontrarte con la bruja del cuento. Esa que te pone buena cara y te dice a todo que sí, pero que en cuanto te descuidas te come con patatas? Yo no querría ¿ y tú? Por eso, mi consejo es que cojas hoja y boli y te pongas a anotar todo lo que se te ocurra sobre él: qué necesita relacionado con tu producto o servicio, por qué te compraría a ti y no al de al lado, por qué note compraría, en qué le puedes ayudar… Créeme este ejercicio te ayudará a empatizar con tu audiencia y a saber en qué puedes ayudarles.

– Qué quieres conseguir con lo que escribes. Cada pieza, renglón o párrafo que escribas sobre tu negocio debe tener un objetivo. Así que ya sabes, antes de escribir párate un segundo y define qué quieres conseguir con ese texto. Puede que desees:

· Educar sobre algún aspecto de tu producto o servicio.
· Informar de alguna ventaja, beneficio o característica de él.
· Entretener.
· Atraer lectores que con el tiempo se puedan convertir en clientes.

Ahora ya tienes un mapa para empezar a escribir y no perderte por el camino. Pero antes de comenzar, creo que debo despejar una duda sobre qué es el copywriting y el marketing de contenidos, porque son conceptos parecidos, pero no son lo mismo.

Copywriting versus Marketing de Contenidos. ¿Quién es quién?

Si llevas tiempo en internet habrás oído más de una vez la frase: “el contenido es el rey”. Efectivamente yo lo creo así, habrá quién no esté de acuerdo conmigo, pero el último algoritmo de Google: Panda 4.0, sigue premiando el contenido de valor en el ranking de buscadores. Ahora bien. La red reúne a tanta gente y tantos términos que a veces mezclamos churras con merinas y no sabemos de qué estamos hablando. Copywriting y marketing de contenidos se parecen, pero no son lo mismo. No quiero liarte más pues ya me he extendido bastante en este post. En otra ocasión dedicaré otro artículo a profundizar más sobre qué son cada uno, y qué ventajas ofrecen a tu negocio.
Al grano, aquí tienes una breve definición de que es cada uno:

– El copywriting son textos persuasivos destinados a provocar en el lector una determinada acción, como antes te expliqué.

– El marketing de contenidos son textos informativos que lo que busca es favorecer la conversación entre una marca y su público.

Como puedes ver los dos son parecidos, en el fondo estamos hablando de contenido escrito con una finalidad. Pero cada uno de ellos tiene un tipo de lenguaje y un modo diferente de dirigirse a su público. Por ejemplo, y para que no te quede duda, el copywriting no se anda con rodeos, es más directo. Son textos persuasivos con un enfoque claro: vender de manera sutil.

Mientras que el marketing de contenidos crea una conversación más real y distendida con el lector. Distribuye información de manera más natural con el fin de crear una comunidad, para aportar valor a un público en concreto, o para ganar visibilidad.
Se podría decir que el marketing de contenidos es un concepto más amplio que el copywriting. Pero ambos van de la mano del arte de saber vender, informar o convencer a través de las palabras.

La voz de tu marca: cómo encontrarla.

¿Sigues por aquí? Si es así felicitaciones. Eso es porque te está interesando lo que te cuento y no te he matado de aburrimiento.
No me enrollo más. Mi último consejo antes de que te pongas a redactar cualquier texto que tenga que ver con tu negocio o marca, es que crees lo que yo llamo: los dos pilares de tu comunicación. Me refiero a que tendrías que diseñar:

– Una Guía de estilo del Lenguaje, tono y voz. Donde definirás:

· Cuál es la personalidad de tu marca (tu ADN).
· Qué tipo de lenguaje emplearás: técnico y formal, sencillo y natural.
· Cuál será el tono de tus mensajes: informativo, formativo o de entretenimiento.
· En qué medios te vas a comunicar: web, blog, redes sociales, prensa, etc.

– Un Calendario Editorial para tus contenidos. En donde tendrás que planificar:

· Qué contenidos vas a escribir.
· Qué objetivo tendrá cada uno de ellos.
· Dónde lo publicarás: en tu blog, en las redes sociales, en el blog de alguien.
· Con qué frecuencia lo vas a hacer: semanal, quincenal, mensualmente.
· En qué fecha lo publicarás: qué días de la semana.
· Cuáles serán las palabras clave o Keywords de ese contenido.
· Qué Url tendrá. Revisa siempre que la url sea amigable y contenga las palabras clave (keywords) que hayas elegido para ese contenido.

Bueno, hemos llegado al final por hoy. Ahora, ¿dime si estás usando el copywriting o el marketing de contenidos en tu estrategia de negocio? Me encantará escucharte. Te espero en los comentarios.