Hace unos días reflexionaba sobre lo importante que es el tiempo en nuestras vidas. Es nuestro deber aprovechar los días al máximo. Vivir el mayor número de experiencias para recordar y compartir todos esos instantes. Poder disfrutar nuestro tiempo es un regalo.

No todo el mundo tiene esta facilidad. Imaginaros por un momento, que tenemos una discapacidad en alguno de nuestro sentidos. Y esto nos impide saber por ejemplo en qué momento del día estamos. Le ocurre a diario a muchas personas. Pero afortunadamente la tecnología avanza a pasos agigantados, buscando soluciones para este tipo de problemas. Hoy en día cualquier persona con discapacidad sensitiva puede saber la hora del día pero se sigue innovando en este sentido.

Es el caso de la empresa surcoreana DOT que ha desarrollado un reloj de pulsera que muestra la hora en código Braille. El reloj nos da información sobre la hora, fecha, alertas de redes sociales y mensajes.

Diseño minimalista y elegante.

La tecnología usada es sensible al tacto y la información cambia rápidamente cuando el usuario retira los dedos. Tiene un diseño minimalista y elegante que me hace recordar los diseños del gran desconocido de Braun Dietrich Lubs y Dieter Rams.

Todo apunta a que los avances tecnológicos nos facilitan la vida, aunque siempre me ha inquietado la mezcla de robótica e inteligencia artificial. Veremos.